Home / tips / Domingo de la Palabra de Dios

Domingo de la Palabra de Dios

Domingo de la Palabra de Dios: leer la Biblia para despertar la fe
Mons. Fisichella presentó las iniciativas programadas para el domingo de la Palabra de Dios que se celebrará el 26 de enero. Después de la misa en la Basílica de San Pedro, el Papa Francisco dará la Biblia a 40 personas que representan muchas expresiones de la sociedad. La iniciativa tiene como objetivo mejorar el conocimiento de la Palabra entre todos los cristianos y representa un paso más en el diálogo ecuménico.

Ofrecer una dimensión unificada a las numerosas iniciativas que la Iglesia Católica en el mundo promueve a nivel local para difundir la Palabra de Dios; dar un nuevo impulso a la lectura de la Biblia en la pastoral; establecer un paso más en el diálogo ecuménico; exhortar a los cristianos a retirar de los estantes polvorientos un “instrumento” que despierte nuestra fe. Los objetivos del domingo de la Palabra de Dios, que se celebrará el 26 de enero próximo, por primera vez, y que ha sido presentado esta mañana en la Oficina de Prensa de la Santa Sede por monseñor Rino Fisichella, presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización, son diferentes y ricos en significado.

Instituido por el Papa

Al inaugurar la conferencia, el prelado recordó que el domingo de la Palabra de Dios es una iniciativa que el Papa Francisco confía a toda la Iglesia para que “la comunidad cristiana se concentre en el gran valor que la Palabra de Dios ocupa en su existencia cotidiana” (Aperuit illis 2). El pasado 30 de septiembre, con ocasión del 1600 aniversario de la muerte de san Jerónimo, gran estudioso de la Sagrada Escritura y traductor de los textos originales al latín, el Santo Padre hizo pública la Carta apostólica Aperuit illis con la que instituyó este domingo.

Iniciativa de evangelización

Monseñor Fisechella señaló a continuación que, a la luz de las numerosas iniciativas dedicadas a la lectura y el conocimiento de la Biblia, promovidas por las distintas comunidades cristianas, el Papa ha querido “responder a las numerosas peticiones que han llegado del pueblo de Dios, para que en toda la Iglesia podamos celebrar en unidad de propósito el domingo de la Palabra de Dios”. Este domingo de la Palabra de Dios -añadió el presidente del Consejo Pontificio para la Nueva Evangelización- es, por tanto, una iniciativa pastoral para la Nueva Evangelización, con el objetivo de reavivar la responsabilidad que los creyentes tienen en el conocimiento de la Sagrada Escritura y en mantenerla viva mediante una labor de transmisión y comprensión permanentes”.

El valor ecuménico

En este marco, el prelado dijo que “el gran valor ecuménico que posee este domingo no puede pasar desapercibido”. De hecho, el Papa Francisco ha establecido que se celebre siempre el tercer domingo del tiempo ordinario del año litúrgico, que coincide con la Jornada del Diálogo entre judíos y católicos y la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos. No se trata, por supuesto, de una mera coincidencia temporal -explicó Mons. Fisichella-, sino de una elección que pretende marcar un paso más en el diálogo ecuménico, situando la Palabra de Dios en el centro mismo del compromiso que los cristianos están llamados a realizar cada día.

El logo de la iniciativa

Durante la conferencia de prensa se presentó el logo de la iniciativa, que representa una escena bíblica muy conocida: el viaje de los discípulos al pueblo de Emaús (cf. Lc 24,13-35), al que en un momento dado del camino se acerca Jesús resucitado. El icono destaca muchos aspectos que convergen en el domingo de la Palabra de Dios. Se pueden observar, en primer lugar, los personajes. Junto al Cristo que tiene en sus manos el “pergamino del Libro”, es decir, la Sagrada Escritura que se cumple en su persona, están los dos discípulos: Cleofás, como está escrito explícitamente por Lucas y, según algunos exegetas, su esposa. Los dos rostros de los discípulos se vuelven al Señor para afirmar que Él es el cumplimiento de las antiguas promesas y la Palabra viva que debe ser proclamada al mundo.

El programa del día

Mons. Fisichella presentó finalmente el programa del domingo 26 de enero. Por la mañana, a las 10 de la mañana, el Papa Francisco presidirá la Eucaristía en la Basílica de San Pedro. En el altar papal se colocará para la ocasión la estatua de Nuestra Señora de Knock, Patrona de Irlanda, que vendrá especialmente de ese Santuario acompañada de una gran representación de los fieles, encabezada por el Arzobispo de Tuam, Mons. Michael Neary y el Rector del Santuario, el Padre Richard Gibbons. El coro del Santuario se alternará en la animación de la celebración con el Coro de la Capilla Sixtina.

La entrega de las Biblias

Al final de la celebración eucarística, el Papa Francisco hará un gesto simbólico: Dará la Biblia a 40 personas que representan muchas expresiones de la sociedad, desde el obispo hasta el extranjero; desde el sacerdote hasta los catequistas; las personas consagradas hasta el policía y la guardia suiza; los embajadores de los distintos continentes hasta los profesores universitarios y los maestros de primaria y secundaria; los pobres hasta el periodista; desde el policía hasta el preso que cumple una condena de cadena perpetua en estado de semilibertad; algunas familias hasta Nicolò Zaniolo que representa a los deportistas; un representante de las Iglesias ortodoxas y de las comunidades evangélicas también la recibirá.

La ayuda pastoral en 6 idiomas

A la salida de la Basílica, a todos los que hayan participado se les entregará una edición especial de la Sagrada Escritura, publicada para la ocasión y ofrecida por la editorial San Pablo. Para preparar la celebración de este domingo de la Palabra de Dios, se ha preparado también un subsidio pastoral en italiano, ya traducido al francés, al español, al portugués, al polaco y al inglés, que los párrocos y los agentes de pastoral podrán utilizar para encontrar ideas e instrumentos adecuados para la animación de esta jornada. Este domingo -subrayó el prelado al concluir- pretende provocar a todos los cristianos a no poner la Biblia como uno de los muchos libros que hay en la estantería de casa, quizá llena de polvo, sino como un instrumento que despierte nuestra fe”.

Fisichella: la Palabra abarca toda la pastoral

Entrevistado por Noticias del Vaticano, Mons. Fisichella volvió luego al significado más profundo de esta iniciativa: “La Iglesia sabe que la Palabra de Dios es el corazón de su predicación, pero la institución de este día nace también porque hay muchas iniciativas concretas en el mundo que han impulsado al Papa a dar una dimensión unificada a todo lo que ya se ha realizado durante décadas”. “Hay también un aspecto pastoral -continuó-, la Biblia no puede ser relegada al estudio de especialistas o a ciertos momentos de la vida de nuestra pastoral, sino que debe abarcarlo todo.

Monseñor Fisichella también explicó cómo la Liturgia de la Palabra y la Liturgia de la Eucaristía se apoyan mutuamente: “El Concilio Vaticano II en la Constitución Dogmática Dei Verbum, que habla de la revelación de la Palabra de Dios, dice que el pueblo cristiano siempre se ha alimentado de la Palabra de Dios y del Cuerpo y la Sangre de Cristo que se colocan sobre el altar, por lo que ya la unidad de la acción litúrgica nos dice cuánto necesitamos ambos”.

About admin

Avatar

Check Also

mensaje de los angeles

Mensaje de los angeles

Mensaje de los angeles Mensaje de los angeles: para lograr la paz en tu vida, …